Autor: admin

Deditos de salchicha con queso

Plato diríamos que enmarcado dentro de la categoría de fritangas de autor, en las que distingo dos tipos: la fritanga por placer, como puede ser el boquerón adobado, y la de necesidad sobrevenida, en este caso cuando a nadie le ha dado tiempo a hacer la compra y en la nevera languidecen dos o tres restillos dispersos. Los deditos de salchicha con queso entran en esta última franja. Si hubiese habido cocacola, habría hecho salchichas en salsa de cocacola. Pero no había. Para degustar esta moderna cosa… y dadas sus extrañas características… os recomiendo algo sustancioso. En el límite del Bien y del Mal, por ejemplo, con mis recuerdos a Kino Maqueda y Tony Marmota… cosas peores que esto habremos comido… por las calles de esta ciudad!   Necesitas por persona: Una salchicha (valen de las baratas: ni se nota) Una loncha de queso Ketchup Huevo y pan rallado para rebozar Y es… facilísimo: Plis: Se corta cada salchicha longitudinalmente, y luego por la mitad, resultado cuatro deditos que, si se les pone una uña pintada, parecen deditos de verdad. El queso se corta también en tiras del mismo tamaño. Plas: Sobre la parte cortada de la salchicha se unta una ligera capa de ketchup para que sirva de argamasa, cubriéndola con una tira de queso y apretando con los otros deditos, los de verdad, para que no se...

Read More

Entrantes con cocina (pero poca)

A toda prisa os dejo recogidas algunas de las delicias que se me ocurren, en mi idea de conseguir el máximo rendimiento gustativo con el mínimo esfuerzo. Todo ello se puede preparar con antelación y servir frio o con un mínimo golpe de microondas. Gambas sobre calabacín Si estás ahíto de pan (sea normal o bimbo), que sepas que los calabacines son una base estupenda para canapés.Córtalos en rajas finas y pásalo por la sartén hasta que quede crujientito. Si te da miedo que quede algo crudo, dale antes un golpe de microondas (tres-cuatro minutos). El canapé de calabacin lo puedes ilustrar con casi cualquier cosa: gambita rehogada con ajo, gulas, jamón… o una fabulosa raja de queso de cabra, fundida en el micro en el momento de servir (yo le añado pimienta… pero es que es un vicio barato…) Ah, también vale la berenjena, claro. Los socorridos datiles con bacon Muy económicos si compras una bandejita de dátiles (euro y pico en sitios tipo Lidl), les quitas el hueso y los rodeas con un cuarto de loncha de bacon. Ojo, no comprar de los que vienen envasados en estos tiempos de crisis, sale horrorosamente caro. Con una bandejita de dátiles y otra de bacon vais a alucinar con la cantidad. Para servirlos basta 1 minuto o 2 (según la cantidad) en el micro. Pinchos de pollo con piña...

Read More

Canapes sin cocina

    La base teórica del canapé consiste, a saber, en varios factores: uno, que mezcle varios sabores o ingredientes; dos, que sea chico; tres, que viva felizmente en familia con otros diferentes canapés, a ser posible de sabores, colores, olores y texturas diferentes. Dicho lo cual, añado otros dos, que me parecen imprescindibles: que sean baratos, y que sean facilitos de hacer, y a ser posible, rápidos. Dicho esto, y ante la inminencia de las fiestas, recojo algunos ejemplos, fruto de mi diversa experiencia en distintas entregas de medallas, diplomas y vinos españoles, y de mi habilidad para colocarme siempre cerquita de la puerta de la cocina. Espero que alguna idea os valga para reciclarla estos días! Chupachups de jamón Colines vulgaris a los que se les enrolla una tirilla de serrano en la punta. Muy vistosos si conseguís que el jamón tenga una franjita blanca de grasa que vaya subiendo en espiral. Canapés de salmón Bimbo, queso crema y salmoncito ahumado, con huevo hilado por encima. También me gustan mucho con una chispitina de huevo revuelto en vez de hilado. Rollitos de canapé Pan bimbo (ha de estar muy muy tierno) envuelto en rollo con jamón, queso, aceitunas o lo que haya por la nevera. Deliciosos también si los haces con pan brioche aplastado y les pones dentro sabores fuertes, como queso azul con pasas. Canapés de...

Read More

Costillas a la barbacoa

Dice Arguiñano que en la olla rápida se hacen en tres minutos. A mí me lleva hora y media. Desde aquí emplazo al Boss a pública costillada, de manera que hágase aquello de pruebe, compare y si encuentra algo mejor me lo diga. No le he comido yo la costilla al Arguiñano, pero las mías son tiernas como la mantequilla, sabrosas y viciosas, aunque la foto no les haga justicia. Necesitas: Costillas de cerdo frescas en una pieza (dile al carnicero que te las dé con bien de chicha!!!!) Ketchup Azúcar, sal, una chispa de aceite y agua. Es facilísimo facilísimo: Este plato se hace bien tanto en olla normal como en olla rápida como incluso en una sartén honda, pero siempre en algo que tenga tapa, para que no se queme al evaporar el poco líquido que lleva. Plis. Se condimenta la costilla con sal y pimienta (y especias si queréis, estáis en vuestra casa). En un vaso se mezcla la mitad de ketchup con otro tanto de agua, revolviendo bien. En el recipiente se pone al fuego una gota de aceite y una chucharada de azúcar; cuando empiece a oler (al minuto o así) se coloca encima la costilla por la parte de la grasa, dejando que se dore, momento en el cual le dais la vuelta a todo gas antes de que se queme. Como la...

Read More

Filetes en salsa

Receta de mi abuela, quien aprovechaba los magros filetes sobrantes de esta guisa, y que, a petición popular y por falta de sobras, ya que éramos una familia digamos de buen apetito, empezó a hacerlos motu suyo con gran rejocijo y contento por mi parte. La pieza ideal es la espaldilla, concretamente la parte de la espaldilla que tiene una rayita en medio. Acojonantes. Necesitas: Un par de filetes de espaldilla por comensal caen fijo Calcula un cuarto de cebolla y media zanahoria por persona Harina, sal, pimienta, aceite y agua, y si quieres, una pastilla: no la necesita, pero gracia sí le da. Y más fácil es que no pué ser: Plis: Se corta en trozos grandes la cebolla y la zanahoria, sin mucha sutileza, y se fríe en abundante aceite un par de minutos, escurriéndola bien después y posándola en el fondo de una olla. Plas: Los filetes yo también los parto en dos o tres trozos, que sin son grandes se romperán; se sazonan, se pasan por harina y se fríen en el mismo aceite, que habrá de estar caliente pero no humeante, poco tiempo, lo justo para que cojan color. Se colocan bien escurridos sobre la cebolla y la zanahoria, se cubren con agua, se añade pastilla si se quiere, y a cocer a fuego muy bajito. Para que estén blandos que se deshagan en...

Read More