En Asturias tú pides calamares fritos, y te sacan un plato con cosinas chicas y tostadas: son chipirones. Eso sí, empiezas a comer y a ver quién es el listo que para. Mi abuela los hacía así.

Calamares o chipirones fritos

Necesitas:

  • Chipirones congelados
  • Ajo
  • Perejil
  • Harina
  • Sal y aceite (evidente)

    ul>

    Facilísimo:

    Plis: Los bichos se descongelan en 5 minutos en agua caliente del grifo. Si los has comprado limpios, curro que te ahorras. Córtalos en anillitas con la tijera, sálalos y ponlos en un cuenco.

    Plas: Machaca ajos (medio por persona) con el perejil, que queden bastante deshechos. Se los añades a los chipis y los dejas un ratín para que tomen el sabor. Les da gracia también una chispa de limón.

    Y ya está: Mientras se calienta el aceite añade una respetable cantidad de harina al cuenco y menea con la mano, que la cojan bien. Fríelos a fuego fuerte, que se retuesten un poco.