Los canelones de cocido son una idea genial para deshacerse de la carne sobrante. Esto con un buen albariño fresquito entra que no veas.

Canelones de cocido

Necesitas:

  • Cebolla
  • Restos de cocido (pollo, gallina, punta de jamón, tocino.. lo que haiga)
  • Pasta de canelones de estos que sólo hay que cocerla o remojarla
  • Tomate frito
  • Leche y harina para una bechamel

Facilísimo:

Plis: Prepara la pasta de canelones según las instrucciones de la caja. Presupongo que sabes leer. Pica la carne (la picadora es una gran ayuda en este sentido para vagos y apurados) y rehógala con la cebollita picada unos 5 minutos, añadiendo entonces tomate, no demasiado, que no quede muy suelto.

Plas: Invierte los siguientes 5 minutos en rellenar los canelones con la carne. En caso de vaguedad extrema, hazlo tipo lasaña, en capas estiradas.

Plus: Rehoga un par de cucharadas de harina en una sartén con un culín de aceite y añade leche (o caldo del cocido) dando vueltas hasta que espese, y cubre con la bechamel los canelones.

Y ya está: Gratínalo en el horno un momentito, mejor con queso por encima.