Archivo de Baratisimo

Patatas a la importancia rellenas de ibérico en salsa de setas

Toma ya navidades de pobre. Cualquiera que os escuche se os planta en casa. Y es que la sola mención a los ibéricos -ese jamoncito veteado que parece llorar por todos sus poros, ese chorizo suave que literalmente se deshace en la boca…- hace que una ya no pueda pensar en otra cosa en toda la santa mañana, mientras babea aceleradamente.

Pensamos, como buenos insensatos, que el ibérico es patrimonio de los pudientes; que en tiempos de crisis es mejor comer productos de baja categoría. Craso error. Yo, una vez más, os voy a demostrar con argumentos y recetas que comer de maravilla es barato, y que en el caso de los ibéricos, la compra sale rentable, ya que con una cantidad mucho menor se consigue el doble de sabor y textura. Y además, dicen que son buenos para la salud. Pues mejor; por mí como si no lo fueran, porque están de morirse. Dicho esto, vamos al lío.

Necesitas por persona:

  • Una patata grande o dos pequeñas. O tres. O cuatro. Que la patata es barata, leñe.
  • Una única y viuda loncha de jamón ibérico, no me diréis que sale caro. Yo suelo comprar El Pozo, porque últimamente se ve mucho ibelico-made-in-hongkong, y esta firma tiene muy buena calidad, precios ajustados y un departamento de atención al cliente que debe ser de las poquitas cosas que funcionan bien en esta España de nuestros desvelos.
  • Harina y huevo para rebozar, aceite para freir.
  • Setas. Últimamente compro esos tarritos de marca blanca que ya vienen como cocidas. Total van para la batidora.
  • Agua. También viene siendo barata.

Y es… facilísimo:

Plis.Cuece las patatas con piel en agua con sal que las cubra, dejándolas duritas, que si no no se pueden lonchear. Cuando estén frías, pela y rebana lonchas finas, cuanto más finas menor (más cunde XDDD)

Plas. Haz pequeños sandwiches de patata con un trocito de ibérico entre cada dos lonchas. Al ser ibérico, se necesita poca cantidad, ya que la grasita infiltrada pasa a la patata dándole un sabor tremendo. Pasa los sandwiches de patata por harina (en caso malo, pan rallado) y huevo batido, y fríe a fuego bajo, que la patata se termine de hacer.

Plas Plas: Mientras la miras y das vueltas, preparamos la salsa: pizca de recortes de jamón en gotita de aceite de oliva; sofreir ligeramente, bajar el fuego, añadir un puñaíco de setas y medio vaso de agua, salpìmentar y cocer cinco minutos antes de pasarlo por la batidora con total impunidad. Sale una salsa cremosa y sabrosa, a la que se le puede añadir nata si se quiere.

Y ya está: a la mesa y a comer. Conviene probar la patata, porque si se hubiese quedado algo dura nadie nos impide cocerla un poco más dentro de la salsa.

Y ya que estamos de ibéricos (y es que a estas horas…) prometo que dentro de ná sus ilustraré con una receta de secreto que ya me estoy chupando los codos por adelantado: Secreto ibérico en salsita de manzana y puerros. El secreto es la parte interna del lomo junto a la maza de la paleta, entre el tocino, en lo que sería el sobaquillo del cerdo. También lo compro de El Pozo, al vacío, y ahí está, esperando su alegre final (ojo: el secreto es una pieza que sorprendentemente varía mucho de una carnicería a otra… por eso mejor optar por el de marca, que mantiene una calidad constante).

Pero ese secreto es otra historia y será contada a su debido tiempo… Sin fotos, claro, porque como siempre, en lo que voy a por la cámara ya se lo han comido… En fin…

Read the latest car news and check out newest photos, articles, and more from the Car and Driver Blog.

Deditos de salchicha con queso

Plato diríamos que enmarcado dentro de la categoría de fritangas de autor, en las que distingo dos tipos: la fritanga por placer, como puede ser el boquerón adobado, y la de necesidad sobrevenida, en este caso cuando a nadie le ha dado tiempo a hacer la compra y en la nevera languidecen dos o tres restillos dispersos. Los deditos de salchicha con queso entran en esta última franja. Si hubiese habido cocacola, habría hecho salchichas en salsa de cocacola. Pero no había.

Para degustar esta moderna cosa… y dadas sus extrañas características… os recomiendo algo sustancioso. En el límite del Bien y del Mal, por ejemplo, con mis recuerdos a Kino Maqueda y Tony Marmota… cosas peores que esto habremos comido… por las calles de esta ciudad!

 

Receta completa »

Mousse de melón con jamón

Una idea perfecta para darle vidilla a ese melón un poco soso. Confieso que lo hice con cierto escepticismo, amén de tener preparada una retirada digna en forma de sopa de fideos, por si acaso. Pero el melón y el jamón casan bien, y más si, como en este caso, usáis jamón ahumado en vez de curado. Le da un punto que ni te cuento.

Receta completa »

Pinchitos de langostinos [Tempura]

Ideales para un imprevisto, o para cuando tienes, numéricamente hablando, más bocas que langostinos. Son “pinchitos” y no “pinchos” porque el truco de este sabroso entrante no es otro que, aprovechando que el langostino tiene bastante saborcillo, trocearlo en fracciones lo más pequeñas posibles, pincharlo, rebozarlo y vestirlo con lujosa gabardina. Comprando los más baratos y calculando 3 langostinos por barba, que no son pocos porque el plato cunde, te saldrá a unos 20 céntimos por comensal. Para que digan de la crisis, aquí comiendo marisco y todo.

Receta completa »

Aros de cebolla

Se acabó darle de ganar al Burger King. Los aritos de cebolla están chupaos, tan fáciles que da vergüenza. Ricos ricos y baratos, como acompañamiento, cena o para honrar debidamente a unas visitas. Con esta receta, te saldrán crujientes y jugosos.

Receta completa »

Garbanzos Arriba España

Decididamente la fotografía no es lo mío, ni siquiera en estos tiempos de crisis de identidad nacional. Pero no sabéis lo ricos que están a pesar de su patriótico nombre y la foto penosa. Garbanzos, tomate y huevo: el trío perfecto para sorprender a las visitas. Se lo comerán hasta los republicanos. Lo juro. En mi casa así sucede.

Receta completa »

Mermelada de moras

Aprovechamos las últimas moras del verano con un alijo de casi dos kilos (y espinitas en los dedos!), que hemos convertido en una mermelada absolutamente deliciosa (y gratuita), que además da mucho juego a la hora de, por ejemplo, adornar una tarta de queso. Ojo y tomad nota, que mi receta difiere un poco de las tradicionales.

Receta completa »

Varitas de pollo al curry

Dentro del más estricto lonchafinismo os presento el último invento, realizado a partir de las magras carnes extraidas de los caparazones de pollo de hacer la sopa: las fabulosas varitas de pollo al curry, más cómodas y rápidas de hacer que las socorridas croquetas. Un sabor que sorprende y que hace decir ¡Mmmm! Bueno, debían estar buenas, porque me salieron como dos docenas y creo que trinqué dos.

 

Receta completa »

Decálogo del lonchafinista

Reciclar. Reinventar. Remodelar. He aquí la divisa del lonchafinista, que aplicada a la cocina, conseguirá que sorteemos la crisis sin merma en nuestros bolsillos, descalabro en nuestros paladares ni mengua alguna en nuestras grasitas. El pan duro, los restos, el ajo, el agua serán privilegiados aliados en nuestra lucha contra el euribor, los ahorros menguantes y los precios crecientes. De un euro hagamos tres, de un filete cinco, de un litro de agua un primer plato para chuparse los dedos. Todo vale si no mata. Adelante, compañer@s. Esta es nuestra guerra. Y la vamos a ganar.


Receta completa »

Tempura de patatas rellenas de jamón y queso a la pimienta con salsa agridulce y caramelo.

Fácil. Rápido. Económico. Muy rico. Y, sobre todo, impactante, si tenéis el detalle de mencionar el título mientras lo comen. Ni por asomo se os ocurra explicar que ná, que no es más que la patata cocida que sobró del mediodía, con un centímetro cuadrado de jamón y otro de queso.

Receta completa »

Melocotones en almibar

Fascinante. Mis primeros melocotones en almíbar, igualicos que los comprados. Lo juro. Tengo testigos. Por un eurete, un kilo de melocotones, que además aguardarán intactos en su dulce camita el momento de que me los coma. Me encanta esto de la cocina. No os lo toméis a broma, que la cocina es una cosa muy seria.


Receta completa »

Brochetas de pollo mini

Estas brochetas de pollo versión reducida, más que una receta, son una manera de salir del paso. Con un solo filete y sin grandes alharacas comen dos, y donde comen dos, comen tres. Una forma de estirar los recursos cárnicos sin perder calidad ni sabor. Los hago con palillos de los dientes, que así salen más.

Receta completa »

Huevos acroquetaos

Ni huevo duro ni croqueta, sino mitad y mitad. Deliciosos los de Angelines, bueno, y los míos también, que la humildad es muy mala pal cuerpo. ¿El truco? Que la masa de croquetas esté rica. Y adornar el plato como hace mi cuñada: con pétalos de rosa y tomatitos cherry. Los huevos acroquetaos otra cosa tienen, y es que se ponen más ricos para el día siguiente… Si sobran, claro.


Receta completa »

Huevos fritos con gulas

Gran cosa, el humilde huevo frito, que no sólo combina con patatas, arroz y tomate, como se suele creer. Harta como estoy de crisis, me abalanzo a las ofertas del Eroski, agarro un paquete de gulas por 1 euro 20, y ale, a darse un lujo. No es que sean así muy del cantábrico, pero como todo el mundo sabe, lo rico, evidentemente, es el ajito, el aceitillo y el pan, y, en este caso, el huevo, que les da el toque meloso que les hacía falta.


Receta completa »

Bocati pizzas

Ay Dios, ¿quién tiene ganas de cocinar, con esta calor? Pues nada: pan y lo que haya. Sofistiquemos pues el patrio invento del bocata, a base de tomate, orégano, queso y lo que haya por casa. También denominados “la cena de los Valero”, por la frecuencia quizás excesiva con que obsequio a mi sufrida familia con esta cena, los bocati pizzas son una cosa fantástica: lo mismo con pan de molde que con exquisita baguette, con salmón, atún, jamón, piña o restitos. Baratas lo son: yo gasto una aceituna por comensal, media loncha de jamón para tres, y así. Y admiten grandes cantidades de imaginación… y de amor!

Receta completa »

Mas recetas »


 

 

Wordpress Themes Juegos Fotos