La empanada gallega se distingue de la nacional en que no lleva tomate frito. El truco para que salga jugosita es la cebolla, mucha cebolla frita despacio, que se deshaga en la boca.

Empanada gallega de bonito


Para una empanada grandecita necesitas:

  • 1/4 k. de cebolla y un pimiento colorao
  • Como 1/2 k. de bonito, fresco o de lata
  • 350 gr de harina
  • Medio vaso de leche tibia
  • 30 gr. de levadura
  • Medio vaso de agua
  • aceite y sal

Facilísimo:

Plis: Sofríe muy despacito la cebolla con el pimiento y el bonito (si es de lata no lo pongas hasta el final); escurre y reserva.

Plas: Haz la masa con el aceite de freir, la harina, la levadura, la leche, el agua y un poco de sal; amasa unos diez minutos y déjala reposar otros 10.

Y ya está: Ve precalentando el horno a 180º mientras extiendes una capa de masa (pinchada con un tenedor para que no infle), el relleno y la tapa. Me lo metes al horno una media hora, hasta que se dore que da gloria. Queda más lucida si antes de cocer la pintamos con huevo batido