A falta de los ingredientes básicos, carestía de la que disfrutamos los expatriados y demás animales, nos hemos buscado la vida para disfrutar de algo parecido a la laconada gallega. Y a fe mía que el invento está coxonudo, con una coxonudez de tal calibre que servidora, personalmente y sin desprecio a la vernácula y ancestral cultura gallega, prefiere este. Probadlo, porque repetiréis.

Necesitas:

  • En el papel del Lacón, un codillo de los que venden envasados y cocidos.
  • En el papel delos Grelos, grelos de lata marca A Rosaleira. Sólo esa. Los otros son una birria, y he probado varios.
  • Garbanzo, chorizo fresco y blandito, tocino, hueso de jamón, patata y demás condumios voluntarios.

Desde luego que más facilísimo no puede ser:

Plis: Remojados los garbanzos desde la noche anterior, se ponen a cocer con el tocino y/o hueso de jamón para darles sustancia. El chorizo y la patata se añaden cuando ya está el garbanzo casi hecho, sobre hora y media. Si se opta por el socorrido garbanzo de lata, basta cocer la patata y cuando casi está añadir el chorizo.

Plas: El codillo se saca del envase, se coloca en un cacharro y ale, al microondas. Los grelos se sacan de la lata, se escurren, y a la sartén, donde se estarán friendo unos cachines de ajo. Opcionalmente, se le pone un chorrito de vinagre, con precaución.

Y ya está. Un estupendo lacón con grelos, en poco más de media hora. ¿Somos o no somos la cocina más fácil de Internet?