Sistema por el cual se hace una sopa de ajo acojonante en diez minutos, ante el asombro de propios y extraños. Esto sí que es fast food y no las guarradas estas que comen los críos.

Sopa de ajo

Necesitas:

  • Pan duro en trozos, dos puñados por barba
  • 2 dientes de ajo para cada uno
  • Un culo de aceite
  • Agüita del grifo
  • Opcionalmente, jamón, chorizo, huevo, pimentón picante…

Facilísimo:

Plis: En el culo de aceite rehoga mínimamente el ajo y añade el pan, que se chupe el aceite. Si tienes un restito de chorizo o jamón, pícalo menudo y añádelo ahora. Cubre con agua (tazón y medio por persona) y (el cielo me ampare) añade una pastilla de caldo por cada tres zampabollos.

Plas: Que me cueza fuerte unos 8 minutos, hasta que el pan se ponga espesito. Si hace mucho frío pese al calentamiento del planeta, cuarto de cucharadita de pimentón picante hace milagros.

Y ya está. Echale huevo o pan frito o lo que quieras. El secreto envidiable es congelarla en raciones individuales y guardarlas para los días de frío.