El avestruz es una carne tierna y sabrosa, de color rojo y textura parecida a la ternera, con la que me dispongo a abrir una serie de experimentos experimentales que luego no habrá más remedio que comer. Para esta primera prueba, cogí una bandeja de medio kilo (7 euros en El Corte Inglés) y he usado sólo la mitad, que es lo que se ve en la foto. Como he leído que soporta bien las cocciones cortas, que era lo que me interesaba, no quise arriesgarme y la adobé con mi chimichurri dos horas antes. Espectacular.

Necesitas:

  • Chimichurri: Aceite, vinagre, ajo, perejil, orégano, tomillo, pimienta, ketchup, mostaza y lo que se te ocurra.
  • Como 100 gr de avestruz por persona si lleva acompañamiento

Esto sí que es facilísimo (sobre todo si tienes chimichurri preparado en la nevera, a la espera de gastarlo en ocasiones señaladas):

Plis: Se corta la carne en tacos pequeños y se adoba. Vale este adobo o cualquier otro. En principio, me ha parecido que las hierbas le daban un puntito al animal. Déjalo con el adobo un par de horas. Si no hay adobo, deduzco que sale igualmente rico con su sal y su pimienta: la carne es sabrosa y tierna.

Plas: En una gota de aceite bien caliente se esparraman los taquitos, dándoles vuelta hasta que se doren. Fin de la receta. Admite quedar no muy hecha.

Y ya está. Este día le hice una camita de patatas medio panaderas con pimiento verde, pero me he quedado con las ganas de probar con unas buenas patatas asadas al horno con su pelotita de mantequilla. ¿Alguien se anima…? Bueno, aún tengo el otro cuarto kilo congelado ;)…