Sorprende a la familia y demás enemigos con estas trufas de chocolate. El toque profesional lo dan las barquetas de papel que, afortunadamente, las venden en los chinos.

Trufas de chocolate negro

Necesitas:

  • 1 pastilla de chocolate negro. Yo uso el que esté de oferta siempre que tenga mínimo 70% de cacao. En los Eroskis, Lidl y Aldi tienen chocolates buenísimos de marcas raras y tirados de precio.
  • La mitad de lo que pese el chocolate, de mantequilla
  • Medio vasito de coñac, o whisky, o aguardiente….
  • Cacao (mejor puro) para rebozar

Facilísimo:

Plis: Se deshace el chocolate al baño maría (en un cazo dentro de una olla con agua), se le añade la mantequilla y el coñac. Fin de la historia. Cinco minutos ha sido el curro. Pa matarse.

Plas: Meterlo en la nevera hasta que enfríe y esté moldeable (un cuartito de hora); hacer las bolitas y rebozarlas en el cacao.

Y ya está. Sólo queda rechupetearse las manos (mucho mejor que lavarlas, dónde va a parar), arrebañar los restos de chocolate del cazo y limpiarse los bigotes. Esto en la nevera dura la intemerata sin perder cualidades organolépticas (tomaaa!!!!!!!!)

También sé hacerlas de sabores… pero no te lo voy a contar hasta que te suscribas a mi lista!!!!!!